Metallica Club Fans

Historia



Este es el tipo de historias que ilustra perfectamente la sincronía entre hambre, pasión y tiempo. El tipo de historia que sólo pasa cada 30 años y el tipo de historia que tomaría cerca de 500 páginas para hacerle justicia...

Quien habría pensado cuando el 28 de octubre de 1981, Lars Ulrich (baterista) le hizo a James Hetfield (voz/guitarra) una oferta que no pudo rechazar: “tengo reservado un track para mi banda en el nuevo sello de Bryan Slagel, Metal Blade”.

La verdad es que Lars no tenía banda durante esos días, pero sí la tuvo el día que James se le unió. Ambos grabaron su primer tema en una modesta grabadora, con James haciendo las voces, las guitarras rítmicas y el bajo; Lars hizo la batería, ayudó con arreglos musicales,  a la vez que las hizo de mánager. Ron McGovney, amigo y  compañero de casa de James fue convencido de que tomara el bajo y  Dave Mustaine tomó los deberes de la primera guitarra.

La banda adoptó el nombre de Metallica por una sugerencia de su amigo de la Bay Area, Ron Quintana y rápidamente comenzaron a tocar en Los Angeles abriendo para bandas como Saxon. Al poco tiempo grabaron en demo llamado No Life ‘Til Leather; Metallica rápidamente vio como el demo recorrió el underground  del mental, recibiendo particular recepción en San Francisco y Nueva York.

Metallica tocó 2 shows en San Francisco y encontró audiencias más cálidas y honestas que en Los Angeles; también se toparon con la banda Trauma y se impactaron con su bajista, Cliff Burton. Cliff rehusó mudarse al sureste de California y fue lo suficiente para convencer a Metallica de  partir  a la Bay Area y como consecuencia, Cliff se unió a la banda.

En Nueva York, una copia del demo No Life ‘Till leather llegó  la tienda de Jon Zazula, llamada “Metal Heaven”. Zazula rápidamente llamó a Metallica para que viajaran a tocar algunos shows y grabar un disco. La banda llegó a Nueva York en un carro Camión de Mudanzas robado. Dave Mustaine, quien a esas alturas era el guitarrista de la banda, probó que daba más problemas que todo el resto de la banda juntos. Unas semanas después de su llegada a NY, Mustaine fue enviado de vuelva a California. El roadie de la banda, Mark Whitaker sugirió al guitarrita de la banda de la Bay Area, Exodus, Kirk Hammett. 2 llamadas telefónicas y un vuelo más tarde, el 1 de abril de 1983, Kirk Hammett se unió a Metallica.

El primer disco de Metallica, “Kill ‘em All” fue lanzado a fines de 1983 acompañado de una intensa gira entre los Estados Unidos y Europa. En 1984 comenzaron a trabajar con el productor Flemming Rassmussen en Copenhagen, en los estudios Sweet Silence, en lo que sería su Segundo disco. “Ride The Lightning” probó que Metallica no era cualquier banda. Las composiciones y el sonido mostraron un crecimiento, madurez e intensidad que los hizo ser blanco de una compañía mayor de Management -la QPrime- y de un sello como Elektra. Ambos tratos se hicieron a finales del ’84 y su reputación seguía creciendo a nivel mundial.

Volviendo a los mismos estudios en 1985, la banda grabó “Master Of Puppets”, disco mezclado en Los Angeles por Michael Wagner y lanzado a principios de 1986. Rápidamente aseguraron una gira con Ozzy Osbourne. Ese hecho (más una posición en el ranking de ventas dentro de los top 30) demostró  que tenían una base de fans y un nombre, lo cual era un paso gigantesco hacia delante, en algo que no estaba lejos de convertirse en realidad: la dominación mundial.

El 27 de septiembre de 1986 ese sueño se rompió: en un lugar de Suecia, en  un viaje nocturno, el chofer del bus que transportaba a la banda perdió el control del vehículo y volcó; Cliff Burton falleció al instante. Su influencia en el crecimiento musical de la banda fue enorme; Burton combinó filosofías, improvisación y experimentación con una cuota de conocimiento de teoría musical. James en particular, encontró mucho de lo que es su forma de tocar en él. Fue imposible imaginarse a Metallica sin Cliff. Burton habría sido el primero en negarse a tirar la tolla por no estar. Y así fue. Luego de un breve pero intenso luto, Lars, James y Kirk  decidieron continuar. Jason Newsted fue elegido entre 40 audiciones para ser el nuevo bajista. El bajista de Michigan dejó a su banda Flotsam & Jetsam en Arizona para tomar la aventura de su vida. El cuarteto se lanzó a las giras y rápidamente grabaron un EP de covers titulado “Garage Days Re-Revisited” (la banda literalmente ensayó en el Garage de Lars).

Con Jason totalmente integrado, la banda volvió a los estudios a grabar su cuarto larga duración: “…And Justice For All”, lanzado en agosto de 1988. La explosión con la que tanto amenazaron finalmente sucedió. El álbum alcanzó el numero 6 de los ranking en EE.UU., recibió una nominación al Grammy por mejor álbum de Metal /hard Rock; la banda encabezó junto a Van Halen la gira Monster Of Rock y después se embarcó en una gira mundial enorme. Fue también el momento en que finalmente entraron al terreno de los videos, aunque las imágenes de “One” fueron las más “anti” video de la época. La banda tomó su show y se fue de gira por todo el mundo, “…And Justice for all” entregó 3 singles (“Harvester Of Sorrow”, “Eye Of The Beholder” y “One”) y la primera aventura de la banda con los videos musicales, gracias a “One”.

En 1991 Metallica lanzó “Black Album” y vio alcanzar su popularidad hacia alturas estratosféricas. Con el nuevo productor Bob Rock, el álbum fue una separación del disco anterior, con canciones más cortas, un sonido más completo y arreglos mucho más simples. Llegó directo al numero 1 en todo el mundo, se mantuvo ahí por varias semanas y terminó vendiendo sobre las 15 millones de copias alrededor del planeta. Entregó muchos singles, como también ganó premios Grammys, MTV y American Music. La banda estuvo de gira cerca de 3 años, tocando solos en Arenas, en estadios junto a Guns N’ Roses y encabezando varios Festivales. Esto significó que para el otoño del 1993, los 4 miembros de la banda terminaran tanto física como mentalmente acabados. Para ese verano la banda se permitió tener unas vacaciones.

Pasarían casi 4 años antes que el próximo álbum de Metallica viera la luz. De titulo “Load”, grabado en los estudios The Plant en Sausalito California; fue el disco más largo a la fecha con 14 canciones, y mostrando algunos cambios significativos para la banda. Producido por Bob Rock, el material era fresco, poderoso y ecléctico. El sonido grueso y la imagen eran un cambio radical  a la esclavitud de la era del “Disco Negro”. Fueron tantas las canciones de esas sesiones, que un segundo disco titulado “Reload” salió el año 1997. El tour de Load fue espectacular, uniendo tecnología de punta, acrobacias, un escenario doble y una presentación de más de 2 horas. Cualquier duda que la audiencia pudiera tener, rápidamente fueron desechadas. Load no podría igualar las ventas del disco Negro, pero se volvió un exitoso fenómeno por si mismo, con justo derecho.

En 1998 juntaron todos los viejos lados B, covers y las 2 previas sesiones de Garage Days. Entraron a The Plant y tiraron 11 nuevos covers. Electrico y crudo, el disco doble “Garage Inc.” fue un recordatorio de todo el éxito.

El corazón de Metallica yace en la música, y el punto fue probado en 1999 cuando junto al compositor Michael Kamen, se embarcaron -con la colaboración de Sinfónica de San Francisco- para darle una nueva dimensión a su material clásico. Cualquier escepticismo sobre el proyecto fue borrado en 2 noches de abril en el Berkeley Community Theater. Lejos de comprometer su material, arreglos de canciones como “Master of Puppets” dieron a instrumentos sinfónicos la chance de explorar espacios y llenarlos con una fuerza más heavy que antes. Teniendo grabados y filmados los shows, Metallica lanzó el disco doble y DVD “S&M” a finales de 1999, marcando oto capitulo significante en su historia.

En el verano de 2000, Metallica dio pasos hacia adelante probando que puedes armar y encabezar su propia gira por Estadios sin tener que promover un disco. El “Summer Sanitarium” fue un enorme éxito y la curiosidad creció para saber cuando la banda entraría de nuevo al estudio.

La curiosidad fue reemplazada por temor en el 2001 cuando luego de muchos rumores Jason Newsted dejó la banda; no hubo una razón clara que justificara la salida, solo largos problemas  silenciosos que crecieron más allá de lo imaginado. Por supuesto muchos asumieron que esto precipitaría la ruptura de la banda, cuando solo condujo a nuevos niveles de creatividad y entendimiento.

La banda se dio cuenta que había mucho que hacer, tanto en sus relaciones personales como creativas y pasaron la primera parte del 2001 investigando y descubriéndose tanto dentro como fuera del estudio. Arreglaron una ex barraca militar llamada The Presidio, tocaron mucho y tomaron la decisión de no apurar el proceso de encontrar un nuevo bajista, optando  a que Bob Rock hiciera las partes de bajo.

A mediados del 2001, James Hetfield sintió que la rehabilitación, el descanso y una nueva concentración eran necesarios para él. Esto significó que por varios meses, los miembros de Metallica se embarcaron sobre varios niveles de descubrimiento profundo sobre ellos mismos, la banda, sus vidas como conjunto y como personas. Los resultados se manifestaron después. Cuando volvieron a juntarse en la primavera de 2002, había un respeto mayor y una apreciación por cada uno como nunca antes. Y finalmente se sintieron listos para hacer un nuevo disco, libre de expectaciones externas, libres de expectaciones internas y libres de todo.

Instalándose en su nueva casa, HQ, la banda se preparó para hacer “St. Anger” con Bob Rock; las sesiones de The Presidio ayudaron a dar forma a la manera libre de pensar y expresarse, pero ninguno de los muchachos podría saber  qué tan crudo y apasionado terminaría siendo el material en “St. Anger”. Con Bob ofreciendo apoyo, las letras fueron escritas entre todos, componer fue algo que se compartió y fue espontáneo, un giro de 180 grados de los meses que duraba en el pasado el proceso de grabación para Metallica.

Este Metallica estaba orgulloso, confiado, apreciativo, hambriento, filoso, rabioso y feliz. ¿Nervioso?. Claro, un poco, pero eso también es bueno, ya que Metallica estaba disfrutando sus logros creativos en nuevos lugares.

Fue en el otoño de 2002 cuando la banda decidió que era tiempo para buscar un nuevo bajista, y luego de unas audiciones con invitados personales durante unos meses, el ex Suicidal Tendencies/Ozzy Osbourne, Robert Trujillo fue elegido para ser el nuevo miembro de Metallica. Nótese. Miembro, no bajista o reemplazo; su conducta feliz, relajada, cálida y entusiasta, con 15 años de experiencia y un estilo de tocar con los dedos, hicieron que Robert fuera la única elección natural.

Y “St. Anger” se completó y la expectación era tal que la banda no podía creer tal nivel de emoción desde el primer “Summer Sanitarium” del 2000. Lars, James, Kirk y Robert parecían niños, hombres que no podían esperar salir de la casa y romper todo. Metallica llegaría a otro nivel. “St. Anger” partió el 30 de abril y 1 de mayo con la grabación del video en la prisión de San Quentin para el single “St. Anger” y una semana después MTV le rindió un show tributo en “Icon”; donde bandas como Korn y Limp Bizkit les rindieron tributo. Metallica también tocó en concierto, haciendo así la primera aparición “oficial en vivo” de Robert Trujillo,  como también la primera aparición pública de James desde su rehabilitación.

Luego vinieron los pequeños ensayos, los cuales Metallica hizo en frente de sus leales fans durante 4 noches en el teatro Fillmore de San Francisco y de ahí a Europa en junio para empezar la gira que terminaría 19 meses más tarde. Con varios festivales en medio, Metallica tocó para audiencias de más de 60 mil espectadores. “St. Anger” fue lanzado el 5 de junio. Crudo, sin restricciones, Metallica plasmó las vivencias de 4 años de emoción, rabia y frustración. Para quienes creyeron que St Anger seria una caja de singles radiales, el disco fue una bofetada en la cara, de hecho fue muy pesado para algunos. Tanto que Metallica tocó 3 shows en Paris durante 1 sólo día en junio; cada local prácticamente hirviendo con temperaturas sobre los 40 grados.

En los EE.UU. siguió el Summer Sanitarium con Linkin Park, y Limp Bizkit, entre otros grupos, en shows de Estadios agotados. Mientras tanto, lentamente el documental sobre la vida de Metallica durante 2001 y 2003 “Some Kind Of Monster”  de  Joe beringer y Bruce Sinofsky despertaba el fervor. Lo que primeramente partió como  un “making off” de un disco, los cineastas encontraron un tremendo proyecto para desarrollar cuando James entró a la rehabilitación; y lo que había sido pensado como una herramienta de marketing, terminó siendo un documental increíblemente revelador de 2 horas y 20 minutos.

Mientras los poderosos Metallica continuaban pululando por el mundo (yendo a Europa, Japón y luego en enero a Australia); SKOM debutó con una critica más que favorable en el festival de cine independiente de Sundance en enero de 2004.

Y el año continuó de la manera que lo hace Metallica, tocando en cada ciudad que pueda recibir un show inmenso en EE.UU. (más 80 fechas) junto a Godsmack como acto soporte. El resultado fue las usuales entradas agotadas para estos shows de cerca de 2 horas y media donde no hubo límites para varias canciones. (por cierto, en febrero hubo otro Grammy por Best Metal performance por “St. Anger”).

En julio fue el debut en salas de cine para SKOM, el que abrió con numerosas y favorables críticas y estuvo en cartelera en EE.UU. durante 3 meses para luego estrenarse en Europa. En agosto se lanzó el primer libro oficial de Metallica “The Good, the Mad and the Ugly”, que fue una compilación de 10 años de material de la revista del fan club de la banda  de 1994 a 2004.

La gira “Madly in Anger with the World” siguió, agotando entradas hasta su show final en San José, California el 29 de noviembre de 2004. Dejaron en claro que la mayoría del 205 sería para descansar y recargar las pilas mentales y creativas, y a decir verdad fue un año quieto, excepto por los 2 shows junto a los Rolling Stones en el Parque SBC en noviembre en San Francisco.

Con las baterías cargadas luego de 2 shows don los Stones, los muchachos entraron al estudio a principios del 2006 para comenzar a escribir el nuevo álbum. Anunciaron que trabajarían con el productor Rick Rubin. La primavera-veranos los pilló escapándose del estudio una vez más. Esta vez con shows en África (su primera visita a ese continente), Europa, Japón y Corea. “The New Song” hizo su debut en Berlín, Alemania el 6 de junio y “The Other New Song” hizo lo propio en Japón, semanas más tarde. Como para darnos un pequeño gusto de cómo viene las cosas el 2007, año que se viene programado para más composiciones y tocatas.

Más tarde, a mediados de septiembre del 2008, Metallica saca a la venta su último álbum; "Death Magnetic". Con este último proyecto, Metallica se orienta nuevamente al género del Thrash Metal, con inclinaciones a otros generos, siempre presente el Heavy Metal, y esta vez, con detalles de Metal Progresivo.

Según los integrantes de la banda, este proyecto es el mejor álbum que han tenido desde el "Black Album" y que estan mejor que nunca. Con la salida del Death Magnetic, Metallica confirma una gira mundial llamada "World Magnetic Tour" la cual se inició el 2009 y finalizó recientemente en Enero del 2011.

Metallica, en el World Magnetic Tour, tuvo la oportunidad (y la aprovechó) de tocar Los Cuatro Grandes del thrash (The Big Four) juntos, compartiendo escenario. El primer evento de los cuatro grandes se realizó en el Sonisphere Festival en Sofia, en el país de Bulgaria. Fué uno de los eventos que más han marcado la trayectoria de Metallica, y de la historia del Metal. Pero no iban a desperdiciar la oportunidad de tocar juntos como "The Big Four", así que hicieron varios shows más, en Inglaterra y en Estados Unidos, pero no fueron más de 5.

Metallica, luego de su gira, entro a estudio con Lou Reed, con el cual sacaron un disco amado por muchos y odiado por muchos más; "Lulu" es el disco con el cual colaboraron con Lou Reed. Éste es un disco distinto, muy diferente a lo que es Metallica, y por eso no lo aprueba mucha gente, sin embargo hay mucha gente también que si le gustó y lo aprueban de todas maneras.

Metallica, el 25 de Septiembre, tocó en el gran festival de rock "Rock In Rio" en la ciudad de Rio de Janeiro. Acá Metallica tuvo un par de errores en su show, que el público los notó claramente y obviamente Metallica también los notaron, pero se lo tomaron con alegría y siguieron disfrutando de su música. Estos errores fueron que James Hetfield en "Fade to Black" no alcanzó a ponerle distorción en su guitarra para la parte del interludio, y el otro error fué que en la canción "Am I Evil?" Lars se equica en la percución de la introducción.

Y después de tantos shows, discos, eventos, peleas y muchas otras cosas, después de 30 AÑOS Metallica realizó su show de celebración de sus 30 años en San Francisco, en un show que estubo divido en 4 noches: El 5, 7, 9 y 10 de Diciembre del 2011. Fué un show muy especial, que tuvo demasiados invitados, y los que resaltaron fueron todos los que han sido integrantes de Metallica: Jason Newsted, Dave Mustaine, Lloyd Grant y Ron McGoveny. Metallica en este evento estrenó en cada noche una canción que no incluyeron en el Death Magnetic. Estas canciones son "Hate Train", "Just A Bullet Away", "Hell And Back" y "Rebel Of Babylon". Estas canciones fueron lanzadas en un EP el 13 de Diciembre del 2011 llamado "Beyond Magnetic".


Información parcial por fan club de Chile "The Chilean Horsemen"
Fuente: www.Metallica.com
Editado por Metallica Club Fans
Traducción parcial Cristián Acevedo.
Han habido 107959 visitantes (255163 clics a subpáginas) desde que se creo la web.
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=